Spanischkurse Stuttgart
Spanischkurse Stuttgart

Ejercicios nivel B2

Sin prejuicios y con tolerancia por México.


Decimos Latinoamérica y también pensamos en el machismo existente. Puede ser, pero no en todas partes. Si queremos comprobarlo tomemos un vuelo desde el Distrito Federal en México, nos acercamos al estado de Oaxaca y encontramos una ciudad distinta socialmente a las demás.

 

Juchitán está en el istmo entre el océano Pacífico y el Atlántico. Es una ciudad de mucho comercio, calurosa y sobre todo muy tradicional. Sus habitantes hablan español y zapoteco, el idioma de sus antepasados. A pesar de estar ubicada en un país donde el hombre siempre pretende imponer sus reglas, existen otras costumbres: los transexuales son muy comunes y nadie los señala con el dedo. Es muy normal ver pasar una Muxe por la plaza del mercado. Las Muxes o Las auténticas intrépidas buscadoras del peligro son hombres que decidieron desde muy temprana edad cambiarse de sexo y prefieren vestirse bien folclóricas con prendas típicas de la región viviendo como cualquier otra mujer por naturaleza.

 

Los zapotecos respetan a las intrépidas como a cualquier otra persona, eso las hace sentirse muy orgullosas de su región. Se dedican a la costura, peluquería, venden los productos alimenticios en el mercado que los hombres pescan o cultivan en el campo y llevan la economía de una casa. Se dice que una madre se siente feliz cuando nota que su hijo varón quiere ser Muxe (zapoteco, se pronuncia muche). Ella sabe que ese hijo siempre la va a atender en el transcurso de su vejez y mientras los otros hijos heteros se marchan de casa para casarse y hacer una vida, los que han cambiado de género se quedarán para toda la vida vigilando la salud y la economía de los mayores. Las Muxes idolatran a sus madres, nunca las abandonan. A diferencia de los transexuales europeos, los juchitecos son hogareños y están siempre pendientes a la familia y al bienestar de sus padres. También orientan sexualmente a los jóvenes para que no tengan contacto corporal con sus novias antes de casarse. En Juchitán las muchachas deben casarse vírgenes.


Importante en todo esto no es solo que las Muxes son una parte más en la sociedad, también, según la leyenda las comunidades zapotecas aceptaron un tercer sexo desde mucho antes de la llegada de los españoles en su plan de colonización. Es decir, esta forma de vida es valorada desde tiempos remotos. ¿Quién lo diría? La transexualidad ya existía en Latinoamérica antes de que Colón se apareciera por esas tierras hace cinco siglos.

 

Los Muxes tienen además su propia organización en la lucha contra la homofobia y han logrado convertirse en el símbolo de la ciudad, la cual ha sido tolerante con esta tradición indígena.

 

Susana Camino
Redacción

www.susanacamino.com
www.spanischkurse-stuttgart.de

Hier finden Sie mich

Spanischkurse Stuttgart

Maybachstr.34

73760 Ostfildern

 

Kontakt

Rufen Sie einfach an unter

 

+49 160 927 629 80

 

oder nutzen Sie unser Kontaktformular.

Bürozeiten:

nach Vereinbarung

Druckversion Druckversion | Sitemap
© Spanischkurse Stuttgart